Música divertida

Haz click aquí para ver el vídeo:

11Música divertida es un concierto didáctico concebido con el fin de enseñar al público más pequeño las cosas tan sencillas, como importantes de la música: como afecta a nuestros sentimientos, cuantas cuerdas tiene un violín, cuantas teclas tiene un piano, porque la batería suena tan fuerte… Todo eso lo explican de la forma más entretenida tres músicos (piano, violín y batería), y un payaso malabarista que les acompaña en todos los números musicales e interpreta todo tipo de malabarismos, trucos de magia y pantomimas relacionados con cada canción, ya que resulta que nuestro payaso es “muy sensible a la música”: llora desconsoladamente cuando la música es triste, le entra frío cuando la canción que suena es el “Invierno” de “Las cuatro estaciones” de Antonio Vivaldi, pero al mismo tiempo se pone muy contento, animado y juguetón con las músicas más alegres, tales como “Juguemos a los caballitos” de Piotr Tchaikovsky o “La Primavera” de las mismas “Cuatro estaciones”.

6

El concierto concluye con todos los niños participando: suben al escenario para acompañar a los músicos tocando los instrumentos de percusión en su magnífica interpretación de la célebre “Marcha Radetsky”.

 

1

Este divertido e interactivo concierto ayuda a los más pequeños a aprender no solamente cosas que tienen que ver con la música, sino a conocer los aspectos más diversos de todo lo que les rodea.

5

 

Este concierto didáctico se adapta a cualquier espacio, pequeño o grande, y su duración es de una hora aproximadamente. Está destinado a niños entre 0 a 10 años, y está perfectamente adaptado hasta para los más pequeños.

8

Existe la posibilidad de añadir un Taller de batería, que tanto les gusta a los peques, a dicha actuación.

3

Anuncios